Siete motivos para usar la Escucha Activa

En otras ocasiones ya hemos hablado, en este blog, de la Escucha Activa y las fases que conforman este proceso. Ahora es el turno de abordar los distintos usos y aplicaciones de la Escucha Activa para obtener los máximos beneficios para tu empresa.

Gestión de crisis de reputación

Controlar lo que se está diciendo en los medios sociales permite controlar la reputación de las marcas. Así, podremos detectar cualquier problema o crisis que se pueda originar en ellos, y gestionarlos de manera rápida y efectiva. Se trata de tener localizado en todo momento cualquier comentario que surja en torno a nuestra empresa. Así podremos actuar para anticiparnos antes de que estalle la crisis, o si ya ha estallado, actuar de la mejor manera para apagarla. Es importante disponer de un plan de crisis para poder actuar con la máxima eficacia y rapidez posible, y la Escucha Activa debe estar incluida en ese plan.

Mejorar el SEO

El posicionamiento en buscadores es una de las ramas del marketing que cada vez tiene más tirón ya que es importante que una marca o empresa esté bien posicionada cuando se realiza una búsqueda concreta. Esto se logra escogiendo keywords que definan a nuestra empresa o de la manera que nos buscarían los usuarios. Empleando la Escucha Activa vamos a conocer la percepción que tienen los usuarios y qué palabras asocian a nuestra marca. Esto nos va a ayudar a configurar esas keywords para lograr un mejor SEO.

Seguimiento de la marca

Analizando las conversaciones que se generan en torno a nuestra marca y el sentimiento de las mismas, vamos a poder conocer si las estrategias que hemos puesto en marcha están siendo exitosas o, por el contrario, tenemos que modificarlas.

Análisis de la competencia

En todo momento tenemos que saber de qué manera está actuando nuestros competidores. La monitorización de la competencia y su posterior comparación es fundamental para que nuestra empresa se mantengan a la vanguardia del mercado.

Localizar nuevas oportunidades de negocio.

Los datos de mercado son más accesibles y menos costosos si los obtenemos empleando la Escucha Activa. Además, nos va a ayudar a identificar nuevos públicos, recomendaciones, mensajes… Todo ello para adaptarlo a nuestras necesidades y convertirlo en oportunidades de negocio.

Incrementar las ventas

La Escucha Activa permite conocer a nuestro cliente, con lo que podremos averiguar sus necesidades, y ofrecerle así lo que demanda. Además, también nos va a ayudar a poner en marcha estrategias de captación y fidelización.

Mejorar la atención al cliente

Por lo general, los clientes suelen acudir directamente a la empresa para expresar sus quejas o dudas sobre ella o alguno de sus productos o servicios. Las redes sociales se han convertido en un canal de atención al cliente muy rápido (o así debería serlo). Pero muchas de estas quejas van a aparecer en sitios de terceros tales como blogs, foros o sus propias redes sociales, y se escapan de nuestro control. Por tanto, llevando a cabo la Escucha Activa, vamos a poder capturar esas conversaciones y así poder mejorar la atención al cliente. Así, actuaremos de forma rápida y ofreceremos a nuestro cliente un trato personalizado. Lo importante es que el cliente se sienta escuchado y atendido.

La Escucha Activa es un proceso que toda empresa debe incluir en su plan de negocio. Es mucho más que localizar conversaciones que se generan en torno a nustra marca. Consiste en analizar dicha información y usarla en nustro beneficio, en aprovechar las posibilidades que ofrece para obtener información útil con la que mejorar el rendimiento de nuestro negocio.

 

Imagen cortesía de Danilo RizzutiFreeDigitalPhotos.net

 

Tags: , , , , ,

Deja una respuesta