Share Social: mucho más que números

Social Share y televisión

Internet, y en particular las redes sociales, llegaron no solo para revolucionar nuestra forma de relacionarnos, sino para darle un verdadero giro a nuestros patrones de consumo: compras online, música, cine, ocio y también la manera en que accedemos al resto de medios de comunicación. Atrás quedaron las horas frente al televisor, mando en mano, en las que nuestras opiniones no rebasaban la puerta de casa o una conversación con amigos: hoy tenemos la posibilidad de compartir al instante lo que sentimos mientras vemos un programa de tv. Y lo hacemos, sobre todo, a través de dispositivos inalámbricos.

Ante este usuario multipantalla, que no deja de interaccionar en la red aunque se encuentre delante del televisor, al mundo de la televisión se le plantea todo un reto: conocer con el máximo detalle posible las reacciones del espectador ante una emisión. Menciones, opiniones, conversación… todo es susceptible de ser analizado y de aportar valor al estudio del impacto en la audiencia: es el share social, que ha venido a destronar a los tradicionales share y target.

Y esta nueva información cualitativa es, por supuesto, mucho más valiosa que las métricas tradicionales de audiencia: no basta con saber que se ha sintonizado una determinada cadena, hay que saber por qué se hace, si cumple las expectativas del espectador o si, por el contrario, genera una conversación mayoritariamente negativa pese a que, a simple vista, los datos cuantitativos revelen lo contrario.

Esto es lo que se conoce como hate-watching: ver para criticar. Primero, y aun sabiendo de antemano que no nos gustará lo que veamos, elegimos un programa de TV. A continuación, volcamos nuestro odio en la red. No tardaremos en encontrar detractores, claro, pero podremos rodearnos fácilmente de espectadores que comparten nuestra opinión y con los que nos reencontraremos en la siguiente emisión para seguir compartiendo mala crítica.

Ha ocurrido recientemente con el estreno de la segunda temporada de la serie True detective: tras los ocho primeros capítulos, estrenados en 2014 con un sonado éxito, con el verano de este año llegaba la nueva apuesta. Nuevos personajes, pero una estética y una dinámica similares y, sin embargo, las redes sociales no tardaron en reflejar el descontento de unos espectadores que comparaban ambas temporadas y tenían claro cuál debía salir perdiendo:

Share Social: tuit sobre la serie True Detective

Share Social: tuit sobre la serie True Detective

Share Social: tuit sobre la serie True Detective

No cabe duda de que el carácter negativo es la seña de identidad de gran parte de la conversación generada; aunque, desde el punto de vista cuantitativo, esta sea muchísimo más amplia que la que se gestó en torno a la primera temporada de la afamada serie. Por eso, es fundamental que los medios televisivos sean conscientes de la necesidad de monitorizar y analizar todos los factores que influyen hoy en el estudio de la audiencia: con herramientas como Oraquo, que permite estudiar las interacciones de los usuarios en la red en una franja horaria concreta y extraer valor de sus opiniones más allá del simple recuento de menciones, puede obtenerse una visión completa de la conversación online en torno a una emisión.

 

Tags: , , ,

1 respuesta en “Share Social: mucho más que números”

  1. Bitacoras.com ha dicho:

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Internet, y en particular las redes sociales, llegaron no solo para revolucionar nuestra forma de relacionarnos, sino para darle un verdadero giro a nuestros patrones de consumo: compras online, música, cine, ocio y también l…..

Deja una respuesta