Nadie mejor que tu usuario sabe cómo mejorar tu producto

Las opiniones de los usuarios nos dan ideas para mejorar nuestro producto

No sirve solo con monitorizar lo que se dice de ti pasivamente, como si fueses un dios contemplando tu creación sin intervenir en ella, ¡hay que mojarse! Ya ni siquiera sirve con dar una respuesta rápida y convincente, el consumidor social quiere más, quiere empresas cercanas, atentas, que lo valoren y tengan en cuenta lo que dice, empresas que no solo oigan, sino que escuchen.

Debemos tomar la valiosa información que aportan los usuarios y extraer de ella conclusiones que nos ayuden a mejorar. Nadie mejor que tu consumidor sabe qué se espera de tu producto y cómo podría perfeccionarse.

Limitarnos a contestar a los comentarios es quedarse en la superficie. Tomar las críticas y alabanzas como guía para modificar o reforzar ciertos aspectos de tu producto es ir un paso más allá, explotar el feedback que nos proporciona nuestro usuario.

La escucha activa es fundamental. Por un lado, el nuevo cliente social demanda nuevos canales de atención: más rápidos, eficaces y personalizados. Por otro nos permite conocerlo, conocer su nivel de satisfacción e interactuar con él para crear mejores vínculos. Además extraer valor de sus comentarios nos permite tantear las expectativas del cliente con respecto al producto para poder satisfacerlas y superarlas.

¿Qué quieren tus usuarios?, pregúntales, ¿es posible?, ¿puedes complacer, parcial o totalmente, a tu comunidad? ¡Hazlo! Las empresas deben hacer felices a sus usuarios, esfuérzate en ello, inténtalo, y te verás recompensado.

Starbucks y Doritos son dos ejemplos de empresas que han sabido escuchar y dar la importancia que se merece a las opiniones de sus consumidores. Tienen muy en cuenta las sugerencias, tanto que los propios usuarios participan, cocrean, determinados productos o anuncios a su gusto. El resultado: clientes que se sienten valorados, importantes, que encuentran en ti lo que buscan, clientes satisfechos, clientes fidelizados.

Starbucks con “My Starbucks idea”, que funciona desde 2008, incentiva a sus clientes a dar ideas para mejorar la experiencia de consumo de su producto. Tan simple y tan complejo como que los clientes cuenten lo que quieren de la marca.

Doritos mediante su aplicación “Crash the Super Bowl”, que en su edición de 2013 se volvió internacional, permite anualmente a sus usuarios colaborar en la elaboración de dos anuncios que se emiten durante la retransmisión de la Super Bowl.

La co-creación supone implicar a los consumidores en el proceso de creación del producto. Algunas de sus ventajas son que permite estrechar lazos con tu comunidad, dándoles la oportunidad de crear valor y sentirse parte de la marca, y mejora la experiencia de usuario.

Si está en tu mano, haz que tus consumidores formen parte de la creación o mejora de tus productos, tomen partido en la configuración de tu marca, tenlos presentes en tu filosofía de empresa… Ellos, los consumidores, ya son, de hecho, la parte fundamental que hace que las empresas funcionen, ¡demuéstrales que te importan! Levántales un monumento ;), crea un día para ellos, prémiales, acepta sus consejos, déjales participar, en definitiva, hazles felices, tú marca también lo será.

 

Tags: , , ,

Deja una respuesta