La importancia de ganarse la confianza de nuestros clientes

Por qué fidelizar a los clientesPara una marca, el cliente es el activo más importante. De él va a depender nuestras ventas, la percepción que tenga de nosotros, y la reputación de nuestra empresa. Es decir, del cliente dependen  los beneficios de nuestra marca. Por eso es muy importante ganarnos la confianza de nuestros clientes y fidelizarlos.

Los clientes necesitan confiar en las marcas para sentirse seguros a la hora de comprar sus productos o servicios. Dependerá, por tanto, de las acciones que llevemos a cabo como empresa que un cliente confíe en nosotros o no. Necesitamos crear una relación con él, con la que se sienta seguro, cómodo, escuchado y atendido en todo momento.

¿Por qué debemos fidelizar a los clientes?

Un cliente satisfecho es un cliente que está dispuesto a continuar su relación con nuestra marca. Es necesario conseguir que esa relación se mantenga mediante la fidelización del cliente. Para que nuestro clientes sigan comprando nuestros productos y contratando nuestros servicios debemos atender y cuidar su experiencia de forma global, desde el proceso de compra como en el de preventa y postventa.

Si queda satisfecho con nuestra empresa, el cliente va a compartir su experiencia en su entorno, tanto offline como online. Conociendo el potencial que tiene el mundo online, sobre todo gracias a las redes sociales, es obvio que es más beneficioso para nuestra empresa que esas opiniones sean positivas. Un comentario negativo en Social Media tiene mucha más repercusión que uno positivo.

¿Cómo ganarnos la confianza de nuestros clientes a través de las redes sociales?

Escuchando.

Es imposible generar confianza con los clientes si no se sienten atendidos. Debemos escuchar lo que dicen y lo que demandan. Tienen que sentirse seguros y tenemos que hacerles notar que estamos ahí por y para ellos.

Respondiendo.

No sólo basta con escuchar lo que dicen. Debemos contestar a cualquier cosa que nos pregunten. Las redes sociales destacan por encima de otros medios de comunicación por su inmediatez y se han convertido en uno de los principales canales de atención al cliente. Por eso nuestra empresa está en Social Media, para atender sus inquietudes y sus dudas. Si no respondemos con rapidez, se sentirán ignorados, y por tanto, perderemos su confianza.

Compartiendo contenidos interesantes.

Si lo que ofrecemos a nuestros clientes en nuestros perfiles de redes sociales les interesa, van a acudir a nosotros cada vez que quieran tener noticias de nuestra empresa o del sector en el que trabajamos. Además, ofreciendo contenido de calidad, conseguiremos crear un engagement muy importante con el que fidelizarlos.

Siendo sinceros y honestos.

A la hora de compartir contenidos o respondiendo comentarios, debemos hacerlo con una actitud lo más sincera y cercana posible. La honestidad debe ser otra de nuestras cualidades, y cuando cometamos algún error, deberemos asumirlo y no ocultarlo, y si es necesario, pedir disculpas. Además, explicando qué ha pasado, cuáles han sido los motivos y cómo ponerle solución nos ayudará a crear una relación más estrecha y honesta con los usuarios.

 

Estos cuatro puntos se pueden traducir a que debemos ser “más humanos” a la hora de relacionarnos con nuestros clientes. Así lograremos generar una confianza en los clientes con la que se sientan cómodos y seguros y con la que poder fidelizarlos.

Un cliente satisfecho es un cliente fiel. Y un cliente fiel es un cliente.

 

Imagen cortesía de phanlop88 / FreeDigitalPhotos.net

 

Tags: , ,

Deja una respuesta