La crisis de Volkswagen se esfuma

La crisis de Volkswagen se esfuma en Twitter

¿Puede esfumarse una crisis de reputación tan rápido como apareció? La crisis de las emisiones de Volkswagen ha sido la mayor crisis del sector del automóvil que se ha vivido hasta la fecha. El llamado Diesel Gate ha costado la reputación de la marca, multas y sanciones y una la pérdida de credibilidad por parte de los consumidores.

A finales de septiembre Volkswagen anunciaba oficialmente que había manipulado al menos once millones de vehículos para reducir de manera fraudulenta sus emisiones y Twitter no tardó en arder. La red de microblogging se llenó de mensajes indignados hacia la marca, memes y chistes que dejaban en mal lugar su credibilidad, noticias que ponían en riesgo sus inversiones y dudas de que la marca pudiera hacer frente a un escándalo de semejantes dimensiones… Sin embargo, Twitter parece tener una olvidadiza memoria a corto plazo.

Aquí tenemos la evolución de menciones a la marca de automóviles desde el 5 de octubre hasta el 15 de diciembre de 2015. A partir del 25 de noviembre se aprecia un drástica disminución en el número de menciones, de picos de menciones que superaban las 7.000 menciones diarias, llegando incluso a sobre pasar las 10.000 en su punto álgido, se pasa a modestos picos que como mucho superan las 1.000 menciones diarias.

Evolución diaria del número de menciones a la marca Volkswagen

¿Qué ha sucedido?, ¿ha perdido Twitter el interés por el caso?, ¿otros temas de actualidad han desplazado la importancia del Diesel Gate? El 25 de noviembre Volkswagen publicó las medidas técnicas para reparar algunos de los motores diésel afectados por el fraude con el visto bueno de la Oficina Federal de Transporte Automovilístico (KBA), pero, ¿son suficientes estas medidas para “acallar” la crisis?, ¿los tuiteros se sienten satisfechos con la respuesta de la marca?

No suele ser así, más bien suele suceder todo lo contrario, que a pesar de la respuesta oficial de la marca la crisis no termina de apagarse y se reaviva periódicamente. Nos acordamos, por ejemplo, del caso de las peleas de perros de Heineken. La marca de cervezas explicó lo sucedido por activa y por pasiva, pero los usuarios sociales seguían criticando a las marca e, incluso, negándose a consumir su bebida si no dejaban de apoyar eventos que implicaban maltrato animal.

Aunque cuantitativamente la conversación sobre Volkswagen haya variado sustancialmente, este hecho no ha ido acompañado de un cambio cualitativo. El sentimiento negativo de la conversación continúa siendo abrumador, un 28% de las menciones tienen polaridad negativa frente a un 4% con polaridad positiva. La conversación sigue versando sobre la crisis de las emisiones, como se aprecia en esta nube de términos relevantes con sentimiento negativo del 25 de noviembre al 16 de diciembre.

Nube de términos relevantes en la conversación con sentimiento negativo

A pesar del menor número de tuits originales, en comparación con los periodos anteriores, el impacto de la conversación sobre el Diesel Gate de Volkswagen sigue siendo importante, como se aprecia en los datos de alcance e impresiones potenciales.

Impacto de la conversación en Twitter

Queda mucho para que se olvide el escándalo Volkswagen y para que la marca restaure su perdida reputación; sin embargo, esta marcada disminución de menciones refleja un cambio de tendencia favorable hacia la marca. Queda saber si está tendencia se mantendrá o volverá el aluvión de críticas a Volkswagen.

Los vientos de opinión online cambian rápidamente convirtiendo las redes sociales en una oportunidad y una amenaza para la reputación de las marcas. Por ello, lo mejor que podemos hacer por nuestra marca es estar bien atentos a lo que se dice sobre ella en internet.

 

 

Tags: , , ,

Deja una respuesta